1. ¿Tienes un Mitsubishi ASX o lo vas a tener y aún no formas parte del Foro? ¡Pulsa aquí para registrarte y empezar a participar!
    Descartar aviso

Goteo de agua

Tema en 'Mecánica' iniciado por Raul, 22 Sep 2013.

  1. Raul

    Raul Nuevo Forero

    Ubicación:
    Alcorcon
    Motor:
    180 DI-D 116 CV
    Versión:
    Motion
    Color:
    Blanco Polar
    Hola a todos!
    Acabo de llegar de un viajecito y al dejar el coche en el parking, como he tardado bastante en tener todo listo, me he dado cuenta de que desde la parte del motor estaba goteando agua ya que se ha formado un reguerillo. Ya que mis conocimientos en mecánica son 0 (o algo más, pero poco jeje) ¿me podéis orientas de qué puede ser? Supongo que al estar el coche en garantía tengo que llevarlo a que me lo miren, y no deberían ponerme objeción, verdad?

    Muchas gracias.
     
  2. Zoidberg

    Zoidberg Forero Experto Socio

    Ubicación:
    Madrid
    Motor:
    200 DI-D 150 CV
    Versión:
    Motion
    Color:
    Bronce Radiant
    Para mí que es del aire acondicionado...
    No es nada, cuando vuelvas a hacer mucho kilómetro abre el capó y mira el tubito congelado. Al descongelarse hace charquito.
     
    Última edición: 22 Sep 2013
  3. petrus

    petrus Forero Activo

    Ubicación:
    Lisboa
    Motor:
    200 DI-D 150 CV
    Versión:
    Motion
    Color:
    Negro Amethyst
    Para mí que es del aire acondicionado...
     
  4. sunnyo

    sunnyo Forero Activo

    100% es el descarche del aire acondicionado.
     
  5. jeopardize

    jeopardize Forero Experto Socio

    Ubicación:
    Anywhere
    Motor:
    200 DI-D 150 CV
    Versión:
    Kaiteki 4WD
    Color:
    Blanco Polar
    El aire o la junta de la trócola...

    [​IMG]
     
  6. SanzMilá

    SanzMilá Forero Experto Socio

    Ubicación:
    Cardedeu
    Motor:
    200 DI-D 150 CV
    Versión:
    Motion 4WD
    Color:
    Negro Amethyst
    Es un cachondo de mucho cuidado.

    Es una expresión que se dice cuando no se sabe de donde viene la avería.
    Yo la he oído decir a muchos mecánicos. Les han llevado a reparar el coche y lo primero que hace el cliente es preguntar de donde viene la avería. Es una contestación que dan . Suelen decir seguro que es de la junta de la trócola o algún problema con el tapacubos.
    De todas formas la trócola es una pieza que llevan algunas poleas ( maquinas para levantar pesos).

    Manu

    PD Seguro es el Aire....
     
  7. Raul

    Raul Nuevo Forero

    Ubicación:
    Alcorcon
    Motor:
    180 DI-D 116 CV
    Versión:
    Motion
    Color:
    Blanco Polar
    Muchas gracias! Me quedo más tranquilo....no te acostarás sin aprender algo nuevo...
     
  8. wylon

    wylon
    Moderador
    Miembro del equipo Socio

    Motor:
    200 DI-D 150 CV
    Versión:
    Kaiteki 4WD
    Color:
    Negro Amethyst
    .....pues yo también me temo lo de la trócola, así que no estés tan tranquilo....(que cab**ncete soy:p)
     
  9. jeopardize

    jeopardize Forero Experto Socio

    Ubicación:
    Anywhere
    Motor:
    200 DI-D 150 CV
    Versión:
    Kaiteki 4WD
    Color:
    Blanco Polar
    Efectivamente, es lo segundo más caro dejando de lado el condensador de fluzo..
    Aprovechando que el tema está resuelto, unas sabias reflexiones sobre la junta...:


    El tema de la semana es la junta de la trócola. Más de uno recordará los orígenes de una expresión que ha trascendido todas las barreras de la cotidianeidad. Se trataba de un anuncio de puritos Reig a cargo de Gomaespuma. La conversación sucedía en un taller entre el mecánico mamón y el cliente que no se enteraba de la película, e iba más o menos así:

    Mecánico: Pues esto pueden ser dos cosas: o el tapacubos o la junta de la trócola. Y como sea la junta de la trócola…
    Cliente: A ver, a ver…
    Mecánico: Vaya, pues es la junta de la trócola. Ya puede ir preparando la pasta.

    Luego el pobre estafado se fumaba un purito para relajarse tras haberse lamentado por su mala suerte. Esta pequeña parodia se hizo tremendamente popular, y podría haber pasado sin pena ni gloria si no se tratara este de un país en el que la famosa trócola está a la orden del día.

    Carlos Sainz volvió a sacar el tema de la trócola a la palestra cuando hace algunos años se quedó a las puertas de ganar el campeonato de rallies y el coche le jugó una mala pasada. “Arráncalo, Carlos, por dios!” -gritaba Luis Moya. Se dijo luego que había sido nosequé del encendido, pero todo el mundo sabía que era cosa de la junta de la trócola.

    Hace algunos meses, en mi casa dejó de verse la tele. La mayoría de los canales se veían de pena y no sabíamos qué hacer para ver los Simpsons a la hora de comer. Siempre era invierno en Springfield a juzgar por los gruesos copos que cubrían la pantalla.

    Se llamó al técnico, quien tras sesudos manejos concluyó que era el escalcificador de fluoherzios. La trócola, vamos. Le puso un amplificador que conseguía que los rayos concéntricos se paralelizaran en el espacio tiempo y convergieran en una imagen digna en la pantalla del televisor. La fractura fue de aúpa, pero la cosa aguantó un tiempo.

    Unos meses después volvieron a caer los copos sobre Springfield. Siendo que era verano, la cosa tenía un tinte sospechoso. No recuerdo si se llegó a volver a llamar al minohurai, que en indio quier decir hombre que instala escalcificadores de fluoherzios, o si seguimos sufriendo durante meses las imágenes distorsionadas. La cosa venía ya tan de largo que mi pobre memoría no consigue remontarse lo suficiente.

    Al final, un día, decidí ascender al tejado con ayuda de una de esas escaleras de aluminio de tres piezas y localicé un cajetín negro. Eso es lo que tiene estar parado y ser ingeniero, que al final uno termina haciendo algo útil por pocas que sean las ganas. Levanté el capuchón de plástico negro y vi dos ruedecitas. “Sintonización UHF Y VHF” decían respectivamente. Mi madre y mi hermana mantenían un ojo en el televisor y otro en mí, por no perderse la tremenda hostia en caso de que patinara, más que nada. Toqué una ruedecita y mi hermana me comunicó que seguía nevando, esta vez sobre Cine de Barrio. Toqué la otra y, como por arte de magia, todos los canales se volvieron a ver con unos colores y una nitidez que no recordábamos desde que se inventó la segunda generación de televisores en color a mediados de los 80. Increíble. Efectivamente, era la ruedecita de la trócola, que estaba mal ajustada. El hijo puta de antenista hubiera venido y nos hubiera sacado las tripas una vez más de no haber estado yo en el paro.

    Hace un par de años se publicó un estudio realizado es varios países. Consistía en desconectar uno de los cables principales de la circuitería de un televisor y mandarlo a reparar a una casa de reparaciones. No recuerdo exáctamente los números, pero en el caso de España, aproximadamente en el 70% de los casos la avería había sido etiquetada como un problema en la junta de trócola, siendo el montante de las facturas acorde a la gravedad de la enfermedad. “Y menos mal que se le ha ocurrido traerla, oiga, que le podía haber explotado” se oiría más de uno al ir a recoger el televisor poseído. No hace falta decir que España era uno de los países en los que la avería era cosa de la trócola en el mayor número de casos. Afortunadamente, con Gomaespuma nos llegamos a reír del asunto, pero la cosa es para llorar.

    ¿Y a ti? ¿Cuántas veces te han reparado la trócola? ¿Y las que te quedan?
     
  10. Eder

    Eder Forero Experto Socio

    Ubicación:
    Madrid
    Motor:
    200 DI-D 150 CV
    Versión:
    Motion
    Color:
    Blanco Polar
    Tranquilo Raul que seguro que es del A/C
     
  11. JOTASX

    JOTASX Forero Experto Socio

    Ubicación:
    Valencia
    Motor:
    200 DI-D 150 CV
    Versión:
    Kaiteki 4WD
    Color:
    Negro Amethyst
    Es el aire acondicionado, sin duda.

    Sds.
     
  12. twins

    twins Forero Experto Socio

    Ubicación:
    ZGZ
    Motor:
    160 MPI 117 CV
    Versión:
    Motion
    Color:
    Blanco Polar
    Ese es el tubo responsable del goteo, que por cierto... el agua cae encima del palier delantero.
     

    Adjuntos:

Compartir esta página